RECOMENDACIONES PARA COMPRAR EN COMERCIO ELECTRÓNICO

Qué debes considerar al momento de comprar y pagar, el sitio es verdaderamente seguro y confiable, cómo son sus políticas de privacidad, cuáles son tus derechos y obligaciones como cliente, conoce las recomendaciones.

  • Visita los sitios de las marcas en las que quieres realizar una compra y crea un usuario para no perder tiempo durante el evento.
  • Infórmate acerca de los términos y condiciones de cada marca para conocer detalles de post-venta, plazos de entrega, devoluciones, cambios, costos de despacho, políticas de privacidad y seguridad del sitio.
  • Exige tu comprobante de compra y guárdalo, recuerda que es tu garantía.
  • Asegúrate de que el sitio en donde estás realizando la compra cumple con los requisitos mínimos de seguridad, como el pequeño candado que aparece a un costado del navegador o el texto “https” con que se inicia la dirección en el navegador cuando se abre un formulario de registro o páginas de pago.
  • Revisa los medios de pago de cada sitio. Los más habituales son tarjetas de crédito bancarias, tarjetas de débito, tarjeta de marcas propias y transferencias desde cuenta corriente.
  • Infórmate acerca de los derechos y obligaciones que tienes como cliente. Recuerda que en las compras por Internet aplican las mismas normas que protegen al consumidor en las compras físicas.

Considerar al momento de pagar

Ingresa a los sitios de pago directamente desde las páginas del oferente, navegando en el sitio de la tienda, seleccionando el producto y yendo a la sección de pago o carro de compra. Esto asegura que ingresas a un sitio bajo el control de la tienda.

Nunca ingreses a las secciones de pago directamente desde un link publicitario o de correo electrónico. Una tienda nunca te enviará directamente al sitio de pago, sin pasar previamente por la página del producto.

Evita realizar transacciones desde equipos de uso compartido como Cibercafés, centros de internet, bibliotecas, universidades, etc.

Evita las conexiones de Wi-Fi públicas y prefiere las redes que sean conocidas. Las WI-FI como WI-FI gratis,  WI-FI Aeropuerto, WI-FI Free y de locales y centros comerciales normalmente son redes intervenidas.

Verifica que el proceso de pago exista, como por ejemplo  WebPay y que haya una validación de identidad de por medio. Desconfía si estás pagando y con dos click ya estás confirmando la transacción.

Valida que las URL comiencen con https y revisa que la página cuente con un candado verde al lado izquierdo de la dirección. Esto asegura que los datos viajan encriptados por la red, evitando que sean legibles ante una intercepción del tráfico.

Evita tener las mismas credenciales para todo. Tu correo electrónico, redes sociales y claves de sistemas deberían ser diferentes entre sí. Las credenciales bancarias siempre deberían ser diferentes a las demás.

Evita el uso de credenciales de tu banco simples o fáciles de adivinar, cómo usar tu mismo RUT, fecha de cumpleaños, tu nombre, 123456 o qwerty.

Utiliza una sola tarjeta de crédito para todas tus transacciones en línea y monitorea los movimientos en tu banco. Si tienes más de una tarjeta, te recomendamos usar solo una para evitar ser víctima de un fraude.

Consulta con tu banco si cuenta con aplicaciones móviles del tipo Digital Wallet, que te pueden informar oportunamente de transacciones que se realizan con tus tarjetas.

Privacidad: Ninguna de las empresas se contactará contigo por teléfono o e-mail para solicitar los datos de tu clave o informaciones confidenciales. Tus claves secretas son estrictamente personales, no las compartas con nadie ni permitas que otros tengan acceso a ellas cuando realizas una transacción.

Comparte esta información

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Siguenos:

Post relacionados

OPTIMIZA TU PRESENCIA ONLINE

Con las interacciones presenciales casi 100% congeladas, muchas empresas han tenido que cambiar su estrategia de negocio, estableciendo una presencia

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.